El baño de plata en joyería suele ser de micras de grosor por lo que si la pieza está desgastada se verá fácilmente. En caso de que la pieza no esté desgastada y queramos saber si es maciza de plata o bañada, debemos frotarla un poco con una piedra de pizarra y si aparece un cambio de color en la zona desgastada, nuestra pieza no es de plata maciza.

Para saber si es plata de ley maciza o bañada tambien podemos hacer una prueba magnética, utilizando un imán. La pata maciza no atraerá al imán pero la bañada en plata sí, porque su interior es metal, o una aleación de metales como zinc,aluminio, magnesio y cobre, luego esta aleación va recubierta con plata de ley normalmente de grosor 8 micras.Esto se denomina ZAMAK.

Pero me reservo otro blog para hablaros mas detenidamente sobre esta aleación de metales bañados en plata.